10,000 YEARS “10​,​000 Years” 2020

En uno de mis apretados descansos de este verano bizarro, me encontraba bicheando por ese pozo insondable que es internet, buscando a ver si en estos días tan extraños había salido algo de música nueva que me hiciese tilín. Me llamó la atención la publicación del álbum debut de un grupo llamado 10,000 Years, por razones obvias; llevan el mismo nombre que una de mis canciones favoritas de High on Fire, con uno de los mejores riffs, de verdad lo creo, que ha escrito Matt Pike.

Ahí que me fui, a escuchar que había hecho este trio sueco, y la verdad es que lo estoy disfrutando bastante aún, siendo prueba de ello que me lo ponga todavía a veces. El álbum vio la luz en formato CD el 10 de julio por Death Valley Records, aunque  también está accesible en las plataformas digitales, como la propia página de Bandcamp de la banda. Lo componen 5 cortes que, en su conjunto, apenas supera los 20 minutos de duración; un disco corto, que se te pasa doblemente rápido porque es muy, muy entretenido de escuchar.

Evidentemente, con ese nombre, me esperaba cuanto menos que este debut homónimo me diese una dosis, aunque fuese pequeña, del tono de los trabajos de los High on Fire de la era inicial, de los “The Art of Self Defense” y “Surrrounded by Thieves” (para mí, siguen siendo sus dos mejores discos, a pesar de que me gusta casi todo lo que ha publicado la banda de Matt Pike).

No me decepcionó en ese sentido. Es más, me sorprendió que no solo consiguieran recuperar esa forma de combinar elementos de Stoner, Doom y Sludge, con cierto deje “clasicón”, como el que se practica en los citados discos del power trio estadounidense, si no que no se han dejado totalmente arrastrar por dicha influencia, imprimiéndole una marca propia, que ya deja entrever lo que esta banda puede dar de sí en el futuro si siguen a este nivel. Si bien, las similitudes son evidentes, mientras que los ya clásicos High on Fire mostraban gusto por elementos de heavy metal más clásico, algo que terminaron desarrollando en sus discos posteriores, 10,000 years retiene parte de esa idea, pero vuelca mucho mas su peso en el Stoner/Doom y en un sonido en el que la guitarra y el bajo ocupan prácticamente el mismo papel protagonista en la mezcla, creando riffs compactos, valvulares y de bajas frecuencias que golpean directamente en el estómago. Me gustaría hacer especial mención a ese sonido de bajo, gordo y lofi, pero perfectamente controlado y ejecutado (ojo a cómo te hacen mover el esqueleto algunas secciones del bajo en “Master of Oblivion” y en “Into the Jaws of the Green King”).

Como vengo diciendo, es evidente la influencia de los primeros High on Fire en este debut de 10,000 Years, cuyo nombre me cuesta creer que no sea otra cosa que un homenaje al segundo corte de “The Art of Self Defense”; pero esto no lo señalo como algo malo, lo subrayo como algo positivo, pues pocas veces se ha tratado de transitar este camino en el mundo del Stoner y el Doom, quizás por la imposibilidad de emular la forma tan peculiar en la que toca Matt Pike en ese álbum, en el siguiente y la que ha demostrado a lo largo de toda su carrera. Además, la banda consigue darle un aspecto propio a su propuesta que termina de definir un álbum debut más que interesante.

Mantengamos la escena musical  underground fuerte apoyando al artista / banda / sellos. ¡Obtén tu copia  AQUÍ! 

https://10000years.bandcamp.com/album/10000-years

Leave your comment