Entrevista a CABALGATA CÓSMICA, Stooges de corazón

De las bandas que mas ganas tenemos de nuevo material, hablamos un rato y a ver si nos dan esperanzas…

Z. R: Antes que nada muchas gracias por atendernos, somos una publicación joven y en ocasiones las bandas son reacias responder. Bueno vamos al lío, la primera directa y sin miramientos, ¿Para cuándo nuevo material? Nos tenéis un poco abandonados, desde 2015 nada.

¡Faltaría más! Muchas gracias a vosotros por concedernos un hueco en vuestra publicación. Respecto a la pregunta sobre el nuevo material, diremos que hay algunas cosas trabajadas en el local de ensayo, pero por distintas circunstancias vitales, laborales y de dinámica de banda, vamos algo lentos en la composición y arreglos de los temas. Cuando subsanemos algunas cosas pendientes, esperamos dar el toque final a esos temas y, quién sabe, grabarlos y editarlos… ¡A ver si 2019 es el año!

Z. R: Contadnos un poco como surgió CABALGATA CÓSMICA, ¿De dónde venís? ¿A dónde vais? Jejeje

Cabalgata Cósmica comenzó allá por el 2011 como un entretenimiento para los sábados por la tarde: tomar unas cervezas y hacer rock inspirado en bandas de finales de los 60 y principios de los 70.

Nunca hubo demasiada pretensión. Poco a poco creció el entusiasmo y decidimos dedicarle un poco más tiempo a los ensayos y dar algunos conciertos a nivel local y nacional, principalmente en centros sociales autogestionados y asociaciones culturales.

De 2011 hasta finales de 2014, la banda estaba formada por David (bajista y cantante), Rafa (guitarrista) y Lucas (baterista), grabando un primer EP homónimo. Y desde finales de 2014 hasta la actualidad, Willer sustituye a Lucas a la batería, grabando a los pocos meses de su unión a la banda el EP titulado “Obscenus”. En todo este tiempo, la banda ha podido compartir escenario con bandas a las que admiramos como como White Hills, Eternal Tapestry, Witchthroat Serpent, Sacri Monti, Arabrot  y nacionales como Pyramidal, Cachemira, Horizon, Rosy Finch, Sombra, Kabbalah, Atavismo y un largo etc.

Siempre ha sido un hobbie. Tenemos claro que vivir de la música es una auténtica quimera en nuestro caso, así que no sabemos a dónde vamos, pero sí sabemos que intentaremos pasarlo bien en el camino, que al fin y al cabo esto lo hacemos solo por diversión.

Z. R: CABALGATA CÓSMICA es heavy psicodélico, proto heavy, garaje lisérgico, (ufff que lio de etiquetas) o al menos es lo que a mí me dice. ¿Esa es la propuesta? ¿Componéis en plan jam? ¿Cómo lo hacéis para sacar esos temazos?

Has acertado totalmente: nos encantan todos esos estilos e intentamos mezclarlos de manera natural. Alguna vez nos han dicho que las bandas de la zona de Valencia tendemos al “garaje” y al “ruido” en todo lo que hacemos, así que será verdad. De hecho, en Cabalgata Cósmica siempre le damos un toque punk y cafre a nuestros temas. Y lo peor de todo es que no es algo premeditado, sencillamente nos sale así. No estamos tan interesados en elaborar composiciones complejas como en ir directos al grano. “Psicodelia sí, pero en tu puta cara”, por decirlo finamente.

En definitiva, es evidente que nos gusta muchísimo Hendrix, pero somos los Stooges de corazón.

En lo referente a cómo componemos, todo surge en el local de ensayo. A veces, como es normal, alguien trae una idea de casa, algún riff sin pulir o ritmo incipiente, pero todo se desarrolla entre esas mostosas cuatro paredes, al calor de las jams, de la improvisación pura y dura, durante el rato que nos vemos a la semana al salir del curro.

Z. R: Ahora que está tan en boca de todos, lo del corredor del mediterráneo y tal. ¿Vuestra canción CORREDOR MEDITERRANEO tiene algo que ver con esta movida?

Efectivamente. Conspiranoia pura. La idea de la canción surgió durante un verano en el que empezaron a arder bosques que coincidían extrañamente con el trazado de ese proyecto. Así que a David se le ocurrió usar esa “anécdota” para hablar de la barbarie provocada por la codicia.

Z. R: ¿Las letra tienen que ir de una temática concreta o lo que salga?

Las letras llevan el sello David y las temáticas son variadas. Cabe cualquier cosa: desde emociones y experiencias propias, historias de pubs de malamuerte, ironías sobre comportamientos absurdos del ser humano,  y hasta críticas sociales más o menos veladas y contadas en primera persona.

Z. R: De actuaciones en directo ¿Cómo va la cosa? ¿Tenéis fechas cerradas?

Ahora mismo no tenemos mucha intención de tocar en directo, puesto que estamos puliendo sonidos y composiciones en el local de ensayo. Creemos que ahora toca pringar y trabajar a la sombra hasta estar contentos y a gusto con los nuevos temas.

Dicho esto, si sale alguna oportunidad guapa o si algún promotor lee esto y está interesado en contar con nosotros, por supuesto podemos estudiar su propuesta siempre que las agendas lo permitan 🙂

Z. R: Algún concierto recordable especialmente, donde habéis tocado y que fuera la leche.

Para nosotros tocar en directo debería ser sinónimo de diversión siempre. A veces no es así, principalmente por motivos técnicos (no siempre está uno a gusto en el escenario, bien sea porque no escucha nítidamente al resto de músicos o porque la sala no suena del todo bien para nuestro estilo de música) pero al final lo importante es disfrutar.

Para mí todos los conciertos tienen algo especial: aprender algo, conocer a gente de otras bandas y hacer buenas migas es lo que más me interesa de toda esta movida. Y si tuviera que destacar un concierto por encima de otros, creo que elegiría el que dimos en la tercera edición del Punch Fest (compartiendo cartel con otras bandas como Árida, Niña Coyote eta Chico Tornado, Jupiter Lion, Flipping Colors, Las Perras del Desierto, The Saurs, Caustic Rolldave y Perro Grande).

La gente estaba totalmente entregada (y drogada, ¡por supuesto!) y creo que todos lo disfrutamos muchísimo, arriba y abajo del escenario. Lo que viene siendo una fiesta total con toneladas de fuzz rebotando por todas partes bajo un techo que sudaba cazalla. ¡Todo bien!

Z. R: ¿Últimamente qué discos o bandas escucháis, o que os haya sorprendido?

Somos bastante eclécticos en nuestros gustos musicales. Podemos pasar de Jefferson Airplane a Slayer sin despeinarnos demasiado.

En el caso de Willer, últimamente está más volcado en las bandas ruidosas de Louisiana, del estilo de EyeHateGod, Superjoint Ritual, Crowbar, etc.

David está dándole cera al último de Ecstatic Vision: Raw Rock Fury. Esta banda estuvo hace bien poco en España, tocando en Alicante con Domo, otra banda imperdible que además son colegas. Su periplo por la península fue organizado por Solo Bongs y Ouija Music, dos promotoras de la costa mediterránea a la que hay que tener muy en cuenta.

Y Rafa está liado ahora con el primero de los Led Zeppelin. Es necesario revisitar a los clásicos de vez en cuando. No todo va a ser escuchar mierdas modernas o mierdas en general.

Z. R: ¿Qué disco os marcó en vuestra vida, u os dejó muertos?

Si nos lo permites, vamos a aprovechar para hablar de Albumers.org, web que ha lanzado Willer para preguntar a sus colegas por los discos que les cambiaron la vida y que les hicieron querer participar de la música de un modo u otro, bien sea aprendiendo a tocar un instrumento, a montar conciertos, abrir una discográfica, etc.

Allí Willer comenta que fue “The Great Southern Trendkill” de Pantera el disco que le cambió el chip para siempre. Es un disco muy intenso, negativo y jodido, y más para un adolescente que hasta ese momento no salía de grupos de punk rock españoles. ¡Imagina la diferencia de atmósferas entre unos estilos y otros!

Aún no se ha publicado (¡SPOILER!) pero también se publicará en Albumers.org el disco que cambió la vida de David: “Take as needed for pain” de EyeHateGod. David, otro chaval echado a perder por los sonidos más crudos de Nueva Orleans, jajaja.

En cuanto a Rafa, que como sabréis a continuación, es un chico especial, y el disco que le cambió la vida es “We Are The World”, la histórica y loca composición de Michael Jackson y Loonel Richie que fue grabada por el elenco de personalidades de mediados de los ochenta. Nadie es perfecto.

Z. R: Aparte de CABALGATA CÓSMICA, “me suena a mí”, también estáis metidos otros proyectos,  contad, contad….

Ahora mismo David y Rafa están solo dedicados a Cabalgata Cósmica pero Willer comparte tiempo con Necrotanke (banda de Black Metal con toques Crust y Trasheros) y hasta hace bien poco con Trocotombix (Grindcore y Metal) que recientemente se han dado un tiempo indefinido de parón por no poder cuadrar agendas para ensayar.

En Valencia la escena underground es muy inquieta y endogámica: es muy frecuente que éste o aquél estén tocando en más de una banda, de estilos dispares y hasta totalmente alejados. Aquí hasta el más pintado da rienda suelta a todas sus inquietudes musicales y ciertamente es algo bueno y que hace que la escena crezca continuamente y salgan nuevas bandas muy interesantes, a pesar de ser caras conocidas. Mola.

Z. R: Para despediros, si queréis comentar algo, para la gente que lea la entrevista.

Agradecer nuevamente el espacio para poder contar un poco nuestra brasa y pedir perdón de antemano por el pitido en los oídos y otros daños que hayamos podido causar en nuestros directos. ¡Traed tapones!

Support in: https://cabalgatacosmica.bandcamp.com/

Leave your comment